Prueba de Chloramphenicol con Randox Food Diagnostics ELISA’S.

Prueba de Chloramphenicol con Randox Food Diagnostics ELISA’S.

El uso de antibióticos se ha convertido en una práctica común en la ganadería para tratar y prevenir la propagación de enfermedades bacterianas en los animales, como también para mejorar la eficiencia de la alimentación. Uno de los medicamentos más efectivo es el chloramphenicol, que a partir del 1 de enero de 2017 ha entrado en una fuerte regulación, debido a la nueva Directiva de Alimentos Veterinarios de la FDA.

El chloramphenicol es uno de los pocos antibióticos que puede causar efectos adversos en humanos a niveles de dosis terapéuticos. Chloramphenicol se puede usar en animales para tratar cepas de salmonella, rickettsia y clamidia.

Los veterinarios no pueden recetar Chloramphenicol como aditivo para el agua o alimentación con fin de promover el crecimiento, o para el uso dentro de animales productores de alimentos a menos que en circunstancias excepcionales el animal sea retirado de la cadena alimentaria.

Para garantizar que no haya niveles residuales de Chloramphenicol que lleguen a la cadena alimenticia, la industria ahora necesita una solución de prueba confiable y precisa para detectar este residuo de medicamento. Randox Food Diagnostics ha desarrollado varios kits de ELISA específicamente para la detección de Chloramphenicol en los tejidos (incluidos peces, pescados grasos y gambas), miel, leche, leche en polvo, huevo, alimentos, suero y orina. Randox Food Diagnostics Chloramphenicol Fast ELISA se puede utilizar en todas las matrices disponibles (CN 10171) y puede detectar hasta 80 muestras en 60 minutos. Randox Cloranfenicol Next GEN ELISA (CN 10152) tiene una alta sensibilidad a la reactividad cruzada de la orina, miel y tejido.