El Gorgas y la filantropía: fórmula exitosa en la lucha contra la Covid-19

El Gorgas y la filantropía: fórmula exitosa en la lucha contra la Covid-19

by Amanda Gabster

 

El Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges) es el responsable de la conducción, fortalecimiento y desarrollo de las investigaciones científicas en materia de salud de nuestro país. Su creación fue iniciativa del doctor Belisario Porras en 1921, para rendirle honor al doctor William Crawford Gorgas, quien erradicó la fiebre amarilla en el istmo de Panamá, permitiendo la construcción del Canal.

El 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud declaró una pandemia que ha sido catalogada como “una amenaza importante y urgente para la salud global”. Desde la confirmación del primer caso en el país, el 9 de marzo, el Icges, bajo la dirección del doctor Juan Miguel Pascale, ha liderado la coordinación nacional de diagnóstico del SARS-CoV-2, el virus que causa la enfermedad Covid-19. Dentro de esta coordinación, se abastece con reactivos e insumos a los laboratorios del Icges en la capital y Darién, además de apoyar a otros laboratorios públicos del país, incluyendo la Caja de Seguro Social.

Cuando una muestra llega al Gorgas, el costo de los insumos para realizar cada prueba es de entre 30 a 35 dólares, sin contar el costo del personal ni los equipos que se requieren para ser procesadas. El mundo entero está desabastecido de algunos de los componentes básicos para realizar el diagnóstico, por lo tanto, el mercado obliga a comprar varias marcas distintas, algunas más costosas que otras, para no detener el diagnóstico.

El presupuesto anual de la institución se maneja en un fondo diferente al que se requiere para responder al diagnóstico del nuevo coronavirus. Hasta la segunda semana de mayo de 2020, el Icges ha recibido 215 mil dólares de fondos del Estado y casi 2 millones de dólares en donaciones de fondos privados para hacer frente a la crisis.

Con respecto a la financiación pública, la respuesta gubernamental en cuanto a la adquisición de insumos carece de agilidad y flexibilidad para realizar compras de carácter urgente. Adicionalmente, muchas compañías exigen pago adelantado, y esto no es posible para el sistema público.

A comienzos del mes de marzo, el laboratorio de virología del Icges procesaba entre 1 y 8 muestras diarias. Hoy recibe entre 400 y más de 1,000 muestras diarias, sin contar las realizadas en otros laboratorios a nivel nacional. Con el sistema público de compras, esta cantidad de pruebas jamás podría ser procesada. Es aquí donde la filantropía juega un rol determinante.

Filantropía es un término de origen griego y significa “amor al género humano”. Hace referencia a la ayuda que se ofrece sin requerir algo a cambio.

A nivel mundial, los filántropos han donado miles de millones de dólares para la lucha contra la Covid-19, incluyendo la Fundación Bill y Melinda Gates en Estados Unidos, la Fundación Carlos Slim en México y la Fundación Amancio Ortega en España. Jack Ma, el dueño del comercio electrónico Alibaba, ha donado insumos como mascarillas, ventiladores y pruebas para América Latina, incluyendo Panamá.

Los filántropos panameños no se quedan atrás. La solidaridad de fundaciones y familias empresarias ha permitido que Panamá cumpla con la estrategia nacional de procesar la mayor cantidad de muestras para detectar los casos positivos, aislarlos y disminuir el contagio.

La mayoría de los donantes han comprado los insumos directamente a los proveedores, apoyando no solo con su dinero, sino también poniendo a disposición del Icges el talento humano capaz de gestionar compras, manejar proveedores y logística de transporte.

Algunos de estos donantes son: Fundación Sus Buenos Vecinos del Banco General, Nicolás y Emanuel González Revilla, Familia Lewis Morgan, Familia Delvalle Paredes, Empresas Galindo, Fondo Unido de Panamá, Global Bank, Fundación Mapfre, 3M, Procter & Gamble, Fundación Caterpillar, entre otros. También hay asociaciones de profesionales y pequeños donantes. Estos han dado varios insumos para seguir el diagnóstico: equipo de protección personal, comida para el personal durante los turnos, y de pequeñas granjas, cosechas de sus productos.

Nicolás González Revilla, vicepresidente general de Corporación Medcom, señaló: “confío en que podremos salir adelante … Mantenemos nuestro compromiso social, ahora más que nunca. El Gorgas cuenta con nosotros, así como nosotros contamos con ellos”.

Por su parte, Juan Raúl Humbert, vicepresidente y gerente general de Banco General, expresó: “un gran aprendizaje de esta crisis ha sido la importancia que tiene la inversión en tecnología y salud. Desde la empresa privada, estamos comprometidos con apoyar al Estado para salir de esta pandemia y trabajar para estar mejor preparados en caso de que enfrentemos otra a futuro”.

Esperamos que esto sea solo el comienzo de la relación de donantes privados en la investigación a nivel nacional. El sistema público podría aprender de la agilidad y eficiencia del sistema privado para resolver crisis de forma oportuna y expedita. La emergencia que vivimos ha puesto de manifiesto la importancia de apoyar el desarrollo de la ciencia y la investigación en Panamá y en el mundo.

Sin duda alguna saldremos adelante y continuaremos creciendo como país y como personas.

¡Juntos, seguimos adelante, Panamá!

La autora es científica del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudio de la Salud

Fuente: La Prensa